¿Por qué es importante conocernos a nosotros mismos? Descubre tus pasiones

Esta es la primera entrega de varias que iremos haciendo cada fin de semana en el blog de Motivación Lúdica con la finalidad de compartir lo que vamos descubriendo, a través de lecturas, frases, personas que encontramos y que nos inspiran a lo largo de nuestra semana. De esta manera, vamos viviendo y compartiendo en nuestras asesorías, talleres y conversaciones que tenemos como equipo.

La idea de este blog es tratar de temas, ejercicios y herramientas relacionados a la creatividad, innovación, emprendimiento, entre otros, que nos han ayudado a despertar nuestra creatividad personal. Por ello, creemos que es momento de compartir nuestros conocimientos a aquellas personas que necesitan inspiración o motivación para seguir adelante en sus sueños, porque estamos recorriendo el mismo camino y es especial encontrar apoyo para seguir adelante. En Motivación Lúdica, nuestro deseo es ayudar a que los sueños y metas se vuelvan realidad.

Es por eso que el primer tema es sobre uno mismo, auto-conocimiento. ¿Por qué? Porque cada persona es única, tiene dones, potenciales y capacidades diferentes.

Poder descubrir ese talento, sentirse seguro de lo que uno es, disfrutarlo y además generar ingresos y vivir de eso, puede ser posible. Cada vez más, vamos conociendo personas que han cambiado nuestra manera de pensar y ver con nuevos ojos la profesión y la vocación. Hay personas que  trabajan de lo que estudiaron en la universidad y al mismo tiempo realizan sus hobbies o lo que les apasiona y también lo disfrutan,  porque llegan a sentirse felices, porque se reconocen como ellos mismos.

A veces son cosas muy opuestas, y justamente se rompe paradigmas, y te anima a hacerlo. Todos tenemos ese lado creativo desde niños, que con el tiempo pudo perderse, por el sistema educativo, o porque el entorno no lo valoraba. Sin embargo, nunca es tarde para retomar ese lado creativo tuyo, que va a ser necesario e importante en estos momentos que vivimos tantos cambios y sobre todo para el futuro.

Porque sin creatividad, sin curiosidad y sin ganas de aprender, no podremos re inventarnos como personas o innovar en nuestros trabajos aportando nuevas ideas o en nuestras vidas haciéndolas cada vez más armoniosas y plenas.

Podemos usar esa creatividad no solo para construir algo rentable, sino para ayudar a otros, para crearles una nueva realidad, y así trascender a través de nuestros proyectos, ayudando a la sociedad que tanto lo necesita, convirtiendo los problemas en oportunidades y dejando algo de nuestro ser en cada actividad que hagamos. Uno nunca sabe, puedes llegar a inspirar a otros, y  ser conscientes de esto ayuda a pensar bien lo que decimos y hacemos.

Y tú, ¿Sabes en lo que eres bueno?, ¿Cuál es ese talento que posees?, ¿Qué te hace único y especial? No todos llegamos a descubrirlo muy rápido, a veces es necesario tener ese coraje para auto descubrirse, ser perseverante en lo que “intuimos” que hacemos mejor. Ir más allá de lo que nos puedan decir otros o incluso nosotros mismos.

Esta semana te invitamos a inspirarte y te proponemos 2 actividades:

  • Recuerda aquello que disfrutabas de niño, agéndalo y llévalo a cabo. Cuando quieres tanto algo, aparecen los medios y las personas para hacerlos realidad. A eso que puede parecer coincidencias, no le tengas miedo; sigue tu intuición y descúbrete a ti mismo con otros ojos, de que todo es posible.
  • Observa, inspírate de otros, sea de cualquier área o actividad, incluso opuesta a la tuya. Es importante que encuentres personas que disfrutan lo que hacen. ¡Y si han roto esquemas pues mejor! Lo único que te puede limitar eres tú mismo, al pensar que no puedes.

Esto ayudará a que luego podamos hablar de innovación, de diferenciarse, de dar valor. Así como en un concierto, hay cantantes que no pierden vigencia a lo largo del tiempo debido a un estilo propio que han sabido adaptar a la actualidad, tú también debes saber encontrar tu toque único para adaptarlo, flexibilizarlo y disfrutarlo.

Necesitamos estar abiertos a nuevas ideas, practicar, ensayar, adaptar, todo es acción y perseverar. Porque cuando haces algo que te gusta, te levantarás temprano o quizás te quedarás hasta tarde hasta terminar o pueden pasar varias horas y ni cuenta te darás. Eso lo hemos vivido en estos días y por eso creemos que sí es posible.

Sin más palabras por ahora, ¡Nos vemos el siguiente domingo! Que sea una semana productiva para poner en orden las ideas y programar las acciones que nos lleven a alcanzar esas metas que nos hemos propuesto. Recuerda, encuentra algo que te apasione y, al mismo tiempo, te de sentido y propósito.

Les comparto la foto de una frase de Amelia Earhart, que la conocí leyéndole a mi hija “Cuentos de Buenas Noches para Niñas rebeldes”, y cuyas palabras me gustaron mucho. Resultó una coincidencia encontrar su misma frase en una libreta que encontré mientras visitaba la “Feria del Libro” y que luego me ayudaría como elemento en una de las fotos para nuestros talleres donde buscábamos ayudar a las personas a descubrir sus talentos. Ese día, una práctica que nos ayudó a motivarnos fue rodearnos de todo lo que nos inspira, por eso ahora les comparto lo que a mí me inspira.

Un abrazo y gracias por leernos

Angela Barreda

Directora de Proyectos de Innovación

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *